domingo, 27 de octubre de 2013

Contrapunto libre (Tercera Especie)

Este contrapunto se compone de una parte que hace el "Cantus Firmus" y la otra que le contrapone cuatro figuras de igual duración por cada una de las de aquel (generalmente cuatro negras por cada redonda del CF).

Reglas generales de la tercera especie:
  • Se comenzará con una consonancia de 5º, 8º o unísono.
  • El silencio con que comúnmente se comienza la especie, será también aquí el valor a una de la figuras empleadas en el contrapunto. Así que empezaremos con un silencio de negra.
  • Debe preferirse el movimiento conjunto, sobre todo al pasar de compás a compás. Evitaremos sobre todo el salto de tercera si es en la misma dirección que veníamos. 
  • La primera nota de cada compás deber ser una consonancia, las otra pueden ser consonantes o disonantes, si es disonante obligatoriamente deberán proceder por grado conjunto, siendo bien una nota de paso, bien una bordadura. Por lo tanto la disonancia debe encontrarse siempre entre dos consonancias y proceder por grados conjuntos. (Regla general aunque ahora veremos excepciones). Si es consonante, podrá proceder mas libremente.
    • Excepciones a esta regla:
      • Se permiten notas de paso en tiempos fuertes (sobre todo el tercero) si es por el "bien melódico" aunque debe hacerse siempre con moderación y mucha cautela.
      • La "nota de Fux" consiste en una disonancia que pasa a la consonancia por medio de un salto de tercera (preferentemente descendente). Esta nota suele emplearse sobre todo en el segundo tiempo.
  • Se permitirán saltos dentro del compás solo a las notas del acorde, saltos entre consonancias.
  • Se permitirán varios saltos en la misma dirección dentro del mismo compás, aunque este recurso debe emplearse con moderación (arpegiación).
  • Se permitirán dos disonancias consecutivas si son notas de paso, es decir, si siguen una dirección melódica y están entre dos consonancias.
  • El penúltimo compás tendrá armonía de dominante, y las formulas para terminar son bastante limitadas ya que nuestro contrapunto debe moverse por grado conjunto hacia la tónica final.  Excepcionalmente se puede utilizar algún otro acorde como el II con el fa como consonancia. Se trata de una formula aislada en que el fa es realmente una nota de paso. Aqui tenemos las formulas posibles.




  • El unísono se podrá emplear en los tiempos débiles y siempre que llegue y salga por movimiento contrario de las voces.
  • Se podrán utilizar todo tipo de bordaduras menos en el unísono.
  • Se podrán utilizar corcheas en los tiempos débiles. Estas se utilizarán para direccionar la música, es decir, para proceder por grados conjuntos hacia una sola dirección. Además si las utilizo en compases consecutivos, intentaré que estén lo más separadas posibles (un compás en el segundo tiempo otro en el cuarto). Sobre todo, no abusaré de este recurso.
  • Se permite el salto melódico de octava, precedido y seguido de movimiento contrario a él. En algunos casos se podría permitir que después del salto siguiese una bordadura que produciría un intervalo melódico de novena entre las tres notas.
  • Las 5ª y 8ª paralelas y por movimiento directo deben estar separadas por cuatro negras, o sea una distancia mayor que la correspondiente a un compás entero, pero si se producen por movimiento contrario se permiten aun separadas por una sola negra, siempre que la segunda 5ª u 8ª no caiga en la primera nota del compás.
    • Las 5ª separadas por menos de cuatro negras y movimiento directo se permiten en los siguientes casos:
      • Como nota disonante o extraña al acorde.
      • Cuando la primera es real y la segunda extraña.
      • Cuando la primera es extraña y la segunda real, siempre que la real proceda por grados conjuntos como nota de paso o bordadura, es decir, que no caiga en la primera nota del compás.
  • Seguiremos aplicando todas las reglas melódicas expuestas en las primeras especies para la buena conducción de las voces.